101 vistas15 marzo 2018

La selección brasilera derrotó a España con un ajustado 2-1 gracias a un doblete de Amarildo (el sustituto de Pelé) en el estadio Sausalito de Viña del mar durante el segundo partido del “Scarch” en la fase de grupos de Chile 1962. La alegría con la que los “torcedores” de la verdéamela viven los partidos durante una copa del mundo es conocida en todo el planeta, pero hay casos que llegan al extremo, un claro ejemplo fue el ocurrido luego de la mencionada victoria ante España en 1962. Hubo 3 fallecidos, el primero fue un pasajero que viajaba en un tren de la “Central de Brasil” al escuchar en la radio que Amarildo marcaba al minuto 75 el gol del empate ante los ibéricos, dio un salto de felicidad sobre la plataforma esto ocasionó que perdiera el equilibrio y cayera a la vía muriendo de forma instantánea.     

Otro fanático que escuchaba el partido por altoparlantes ubicados en la calle Da Alfandenga al escuchar que nuevamente Amarildo anotaba esta vez para darle la vuelta al marcador, comenzó a correr para festejar y sin percatarse golpeo directamente su cabeza con un poste del alumbrado público, el golpe fue tan fuerte que provoco una fractura de cráneo y falleció. El tercer y último caso se produjo luego del pitazo final, la victima precio debido a las quemaduras sufridas luego de manipular erróneamente fuegos artificiales.

Afortunadamente no se produjo el mismo resultado con su doblete en la final 

Videos recomendados